Almacenamiento de carbono

Se dice que las plantaciones de monocultivos de árboles proporcionan el “servicio ecosistémico” de absorción de dióxido de carbono (CO2), promovido como una solución a la crisis climática. Sin embargo, el CO2 solo se almacena en los árboles por un tiempo, hasta que se cortan. Depender del almacenamiento de carbono en las plantaciones constituye por lo tanto una falsa solución a la crisis climática. Las plantaciones destinadas a compensar emisiones de carbono permiten que las empresas contaminantes continúen quemando combustibles fósiles.

Ante la promoción de los monocultivos de árboles como solución a la crisis climática familias afectadas por las plantaciones de árboles en Mozambique, Tanzania y Brasil denunciaron una vez más los graves impactos en sus vidas y en el medio ambiente.

En junio 2019, un informe del Banco Africano de Desarrollo y WWF Kenia exhortó a agencias para el desarrollo, principalmente de Europa, y al Banco Mundial, a que proporcionaran dinero a un nuevo Fondo para financiar 100.000 hectáreas de (nuevas) plantaciones de árboles en África Oriental y Meridional, con miras a establecer 500.000 hectáreas más.

Organizaciones, redes y movimientos celebran la resistencia y alzan sus voces para exigir que se detenga la expansión de las plantaciones industriales de árboles.

Este artículo brinda un panorama general de la amenaza que plantea la expansión de las plantaciones industriales de árboles en los países del este y sur de África, sus causas externas así como los problemas que provoca esta expansión a las comunidades locales afectadas que luchan por defender sus tierras y formas de vida y sustento.