Economía verde

La Economía Verde es una táctica para “limpiar” la imagen de las empresas, en vez de apuntar al capitalismo y a la dominación por parte de las corporaciones como los verdaderos agentes de la deforestación. Las falsas soluciones promovidas en el marco de la Economía Verde incluyen: la certificación, el manejo forestal sostenible, los servicios ecosistémicos, REDD+, la bioeconomía, las Soluciones Basadas en la Naturaleza y la deforestación neta cero. En lugar de detenerla, estas “soluciones” mantienen la destrucción provocada por las empresas que está causando una profunda crisis social y ecológica.

Este editorial busca alertar sobre las agendas de las empresas que dominan los procesos internacionales relacionados con los bosques, los cuales parecen estar entrando en nuevas fases. Las decisiones adoptadas tienen impactos muy reales en las comunidades de los bosques.
La petrolera Shell afirma que es posible hacer que el carbono emitido al conducir un auto sea “neutro”; solo hay que "compensar" las emisiones plantando árboles o invirtiendo en zonas de bosque existentes en otros lugares. Pero, ¿qué está pasando en esos "otros lugares"? (Disponible en indonesio).
¿Cuáles son las experiencias de las comunidades que viven dentro y en torno a las plantaciones de las empresas comprometidas con la “deforestación cero”? ¿Cómo pueden estas empresas seguir expandiéndose sin deforestar en países con gran cobertura de bosques?
El Tribunal superior del Valle del Cauca ha dictaminado una sentencia en contra de la empresa Smurfit Kappa Cartón Colombia, después de más de 50 años de lucha por parte de comunidades campesinas que han confrontado toda clase de destrucción ambiental y social.
Este artículo destaca algunos conceptos que suelen presentarse como positivos pero que en realidad sirven intereses económicos que perjudican a los bosques y comunidades.
El actual proyecto “Earth Bank of Codes” tiene como objetivo la apropiación global de la vida para la acumulación de capital.
La visión del clima que aporta la climatología es extremadamente parcial y excluyente, y es solo una visión particular entre muchas otras.
La nueva moda en la conservación de bosques son las Soluciones Basadas en la Naturaleza. Otra falsa solución que distrae de la imperiosa tarea de mantener el petróleo, el gas y el carbón bajo tierra.
Una publicación del blog REDD-Monitor abre el espacio para un necesario debate sobre la política que rodea a las llamadas “soluciones” naturales para el clima o “soluciones” basadas en la naturaleza. Entre otros, deja en claro qué actores están “encantados” con esta iniciativa: las compañías petroleras y de gas junto con sus asociados, las grandes ONG conservacionistas internacionales que también apoyan las compensaciones de carbono y REDD.
ARTE, el canal de televisión europeo, emitió un documental sobre el FSC titulado: La explotación de los bosques primarios: ¿puede un sello verde detener la industria forestal? (“The exploitation of primary forests: Can an ecolabel stop the forest industry?”) Los periodistas viajaron a varios países para investigar la certificación FSC en el terreno y comprobar si protege los bosques y los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales que viven dentro y cerca del bosque.
Un informe reciente de Amigos de la Tierra Internacional destaca cómo se están cambiando reglamentaciones estrictas clásicas por otras mucho más complacientes como los mecanismos de compensación. Sectores específicos, como las industrias mundiales de alimentación, agricultura y aviación, utilizan estos mecanismos para preservar sus licencias sociales y continuar así con sus actividades destructivas y evitar la amenaza de reglamentaciones.