El Salvador

La Mesa de Cambio Climático de El Salvador ha enviado respectivas notas a la Secretaría del Reto de Bonn, la Secretaría de UN-REDD y el Fondo Cooperativo del Carbono Forestal del Banco Mundial (FCPF), adjuntando el "Pronunciamiento de la Mesa de Cambio Climático de El Salvador ante la implementación de REDD-plus en El Salvador", y expresando su profunda preocupación y rechazo a la implementación de REDD-plus en el país.
En septiembre de 2015 entró en vigor en El Salvador la segunda fase del Fondo del Milenio (Fomilenio II), un proyecto financiado por el gobierno de Estados Unidos, que impactará toda la franja costera del país. Las comunidades de la zona han lanzado un grito de alerta.
Este documento plantea los elementos fundamentales de la posición adoptada por la Mesa de Cambio Climático-El Salvador, y suscritos por las organizaciones sociales y de pueblos indígenas abajo firmantes. Posición de la Mesa de Cambio Climático de El Salvador ante la fase actual del proceso multilateral de negociaciones sobre cambio climático
Solo disponible en inglés. New report: “REDD-plus schemes in El Salvador: Low profile, friendly fancy dresses and commodification of ecosystems and territories” Announced in WRM Bulletin 180, the report by researchers Yvette Aguilar, Maritza Erazo and Francisco Soto is a summary of the issues raised by REDD schemes in El Salvador.
El mecanismo REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de bosques) y posteriormente en su versión ampliada de REDD+, que abarca los monocultivos de árboles, forma parte de las opciones “de mercado” para hacer frente al cambio climático que consideramos falsas, porque no abordan las verdaderas causas del problema. El concepto básico de REDD es que los gobiernos, o propietarios o concesionarios (empresas, grandes ONGs) de los bosques en el Sur deberían ser recompensados por mantenerlos en pie en lugar de cortarlos.
El concepto de áreas protegidas, nacido en el siglo XIX en los Estados Unidos como una idea de la conservación mediante el establecimiento de "parques nacionales", fue parte de la colonización del "Salvaje Oeste" y ha sido en muchos casos un instrumento que ha servido para la apropiación de territorio indígena, pasándolo a manos de Estados, centros de investigación o intereses empresariales.
Durante la década de 1970 la destrucción de los bosques naturales de El Salvador fue acompañada del establecimiento de plantaciones de café bajo cubierta forestal y de algunas plantaciones forestales. Hoy en día el área de las plantaciones de café de sombra, así como la de coníferas y latifoliadas está descendiendo rápidamente como consecuencia de la urbanización. Por su parte los manglares de la costa sur-occidental están siendo destruidos por las camaroneras industriales y las actividades turísticas.