Noruega

Por Chris Lang 1 de octubre 2015 En 2008, Noruega acordó pagar mil millones de dólares al Fondo Amazonia de Brasil si este país reducía la deforestación en la Amazonia. Hasta la fecha, Noruega entregó 900 millones de dólares y pagará los últimos 100 millones antes de finales de este año.
Publicado hoy por la Fundación Rainforest Noruega y Amigos de la Tierra Noruega, este documento muestra la incoherencia política del gobierno noruego, que gasta anualmente 500 millones de dólares y un enorme capital político en la protección de los bosques tropicales, pero invierte unos 13.700 millones de dólares en industrias que los destruyen. Disponible (sólo en inglés) en:http://www.regnskog.no/languages/english/_attachment/29989?_ts=13660256314
La expansión de la industria papelera a nivel mundial está provocando severos problemas sociales y ambientales a través de tres tipos de actividades que forman parte de su cadena de producción: la corta de bosques nativos, la plantación de extensos monocultivos forestales –que generalmente vienen a continuación de la tala del bosque- y la contaminación del agua y del aire provocada por el proceso industrial en si mismo.