En el bosque Embobut, Kenia, el pueblo Sengwer requiere ayuda

Imagen