Plantaciones de árboles a gran escala

Las plantaciones industriales de árboles son monocultivos a gran escala, de edad uniforme y manejo intensivo, que implican grandes superficies de tierra fértil bajo el control de empresas de plantaciones. Esas plantaciones consumen grandes volúmenes de agua y para su mantenimiento se utilizan gran cantidad de agrotóxicos, que causan daños a las personas, plantas y animales que viven dentro y alrededor de las plantaciones.

Pronunciamiento de la Red Ecuatoriana de Alternativas a la Palma Aceitera. 21 de septiembre de 2021.
El Día Internacional de Lucha contra las Plantaciones de Monocultivos de Árboles, el 21 de septiembre, da cuenta del coraje y la fuerza detrás de los procesos de resistencia contra las plantaciones industriales.
La empresa Palmas del Ixcán se ha impuesto con lo que las comunidades llaman de un “despojo sistemático.” A pesar de la criminalización, la resistencia cada vez se asienta más.
Más de 10.000 personas han sido desalojadas para dar paso a las plantaciones de árboles de la empresa New Forests Company (NFC), registrada en el Reino Unido.
La palmícola Socfin ha traído consigo violencia sobre las comunidades. Pero además, las mujeres tienen que hacer frente a otra opresión: los Jefes Supremos, según el derecho consuetudinario, tiene el poder de decisión y la propiedad sobre la tierra.
Las plantaciones de palma aceitera son uno de los espacios más inseguros para las mujeres, no solo por su vulnerable situación laboral sino también por el potencial de violencia y acoso sexual que las acecha. (Disponible en indonesio).
Suzano, el mayor productor de celulosa de eucalipto, busca de financiar sus proyectos de expansión con los llamados “bonos verdes”.
La región Sangha está bajo el control absoluto de tres concesiones con orígenes en la época colonial, que hacen uso de guardias armados para impedir que las poblaciones del bosque utilicen sus tierras.
Mientras los efectos devastadores del cambio climático se vuelven más inmediatos y severos, los intereses corporativos están promoviendo el uso de árboles transgénicos como método de mitigación aunque no comprobado y potencialmente peligroso, incluyendo las compensaciones de carbono y la emergente bioeconomía.
Una reciente publicación del WRM explica cómo funciona la agricultura por contrato con empresas de aceite de palma y por qué este sistema constituye una seria amenaza para la agricultura campesina y la soberanía alimentaria. La publicación analiza las nueve promesas más comunes que hacen las empresas y, en especial, la información que esconden detrás de cada promesa.
Un artículo reciente de Mongabay advierte cómo la industria del aceite de palma se expande rápidamente en la Amazonía brasileña. La extensión de las plantaciones de palma aceitera en el norte de Pará aumentó casi cinco veces entre 2010 y 2019. Los estudios han demostrado que la conversión de bosques en plantaciones de palma aceitera es un problema importante. La mayor parte de la producción de aceite de palma de Brasil está controlada por ocho empresas.