Chile

Lo que la historiografía llama de expansión civilizatoria o del capital es, en realidad, la invasión y desterritorialización de pueblos y comunidades con una gran violencia epistémica y territorial. Las concesiones se están haciendo sobre áreas que no son vacíos demográficos; un concepto colonial que ignora que estas zonas están ocupadas desde hace milenios.
Conversatorio virtual realizado el 21 de Septiembre de 2020, en conmemoración del Día Internacional de Lucha contra los Monocultivos de Árboles. Organizado por la Red Latinoamericana contra los Monocultivos de Árboles (Recoma). ¡Las plantaciones no son bosques!
Chile iba a ser el anfitrión de la Cumbre de la ONU sobre el clima en 2019. Pero ante un levantamiento popular masivo contra el modelo económico neoliberal, el gobierno canceló la Cumbre, la cual se trasladó a España, si bien Chile retuvo la Presidencia de la COP.
La Red de Organizaciones de mujeres de Tirúa, en el centro sur de Chile, está desplegando estrategias para que prevalezca la vida en un territorio que se ve fragilizado por la masiva invasión de plantaciones de árboles, que siguen siendo fomentadas por las políticas de estado.
La campaña “Voces Territoriales Frente al Proyecto MAPA: Testimonios sobre la mega-expansión de Celulosa Arauco” busca visibilizar testimonios sobre los impactos del proyecto que pretende triplicar la producción de la planta de Celulosa Arauco, Chile. El Colectivo Ojo de Treile ha producido una serie de micro cápsulas audiovisuales para hacerle frente al proyecto más ambicioso de la industria de plantaciones en la historia de este país, el cual amenaza con intervenir aún más los bosques y territorios ancestrales.
El 28 de setiembre la justicia chilena falló a favor de la comunidad Ignacio Huilipán, ubicada en la Comuna de Contulmo, región del Bio Bio.
Las prácticas de uso, manejo y cuidado del fuego están siendo identificados por las políticas sobre cambio climático como las causas de la destrucción de los bosques. Sin embrago, el fuego es crucial para asegurar la soberanía alimentaria y cultural de los pueblos del bosque.
Las empresas de plantaciones de árboles cuentan con enorme poder e impunidad en Chile. Los incendios de 2017 demostraron la colusión de estas empresas con funcionarios públicos para prevenir investigaciones y criminalizar al pueblo indígena Mapuche
Actualmente en Chile las plantaciones de monocultivos de pino y eucaliptus están produciendo terribles impactos en las comunidades rurales, la salud de la población, el acceso a agua, la agricultura y los bosques.
La región centro sur de Chile sufrió a inicios de 2017 una ola de incendios que perduró por varias semanas y que afectó alrededor de 500.000 hectáreas, incluyendo bosques, monocultivos de árboles y predios de pequeños productores familiares.