China

Una reflexión histórica de los principales proyectos de plantación de árboles en China evidencia el rol del capital y las fuerzas del mercado en la China rural de hoy. El proyecto más reciente se basa en el consumismo verde y beneficia a algunas de las empresas minoristas y de tecnología más grandes.
La producción industrial de caucho natural siempre fue sinónimo de destrucción y explotación. Cerca del 70% se usa para fabricar neumáticos. En la medida en que se incremente el uso de autos, camiones y aviones, también se incrementará el uso de caucho. Y esto no llega sin controversias.
En el contexto de una expansiva industria de plantaciones de eucalipto en China, alrededor de 150 residentes de Yong'an están demandando a Guangxi Lee & Man Forestry Technology Ltd., la empresa maderera que dirige la plantación de eucaliptos de casi 300.000 metros cuadrados, y al organismo del gobierno local con el que se asoció, por violar una cláusula de la ley de contratos china que prohíbe a las empresas perjudicar el interés público.
Lanzada por la organización tailandesa TERRA, esta publicación registra la historia de las comunidades ribereñas del Mekong en 25 subdistritos de 7 provincias del noreste de Tailandia (Isaan). Su objetivo es retratar vívidamente los conocimientos forjados de manera única y exclusiva por el mayor río internacional del sudeste asiático, el Mekong.
Con una exportación de madera tropical, principalmente a China, que en 2013 se ubicó en 3,1 millones de metros cúbicos, Papúa Nueva Guinea (PNG) se convirtió en los últimos años en el mayor exportador mundial de madera tropical, superando a Malasia, que en las últimas décadas había ocupado el primer lugar.
Un estudio de Agroforestry World ha demostrado que si bien China ha incrementado la cantidad de cubierta forestal con un programa de reforestación y ‘pago por servicios ambientales’, no ha logrado proteger los bosques. Las plantaciones de caucho y madera para celulosa han sustituido a los bosques en terrenos en pendiente.
En marzo de 2013, se reunieron en Durban, Sudáfrica los presidentes del grupo llamado BRICS: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Cercados por numerosas vallas para que nadie que se atreviera a protestar pudiera acercarse, los presidentes de dichos países discutieron varios temas, entre ellos, propuestas de cooperación.
Un grupo de once ONGs finlandesas e internacionales ha presentado una denuncia ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre violaciones de los derechos humanos relacionadas con las plantaciones de eucaliptos de Stora Enso y la fábrica de cartón que planea construir en Guangxi, las cuales han provocado conflictos territoriales, con dos muertes y múltiples episodios de violencia.