Grandes represas y otras infraestructuras

Las actividades industriales requieren una vasta red de infraestructura: carreteras, puertos, vías fluviales, ferrocarriles, etc. Atraviesan bosques y territorios de comunidades para transportar mercancías y minerales a los centros industriales. Las mega represas, aunque se considera que proporcionan “energía limpia”, inundan los bosques y generan energía principalmente para industrias contaminantes y grandes centros urbanos.

Es imposible pensar en extracción, sin pensar en una vasta red de infraestructura complementaria y, por tanto, en una deforestación y destrucción incluso más amplia.

Después de la cancelación de la mega represa de Baram en 2016, los habitantes de Long Liam, quienes estaban entre los miles que se opusieron a la construcción de la mega represa, unieron fuerzas para instalar la tan ansiada fuente de energía para su comunidad

Millones de hectáreas de zonas boscosas en Malasia han sido elegidas para desarrollar plantaciones de monocultivos - incluyendo plantaciones forestales -, aunque muchas de ellas aún no se han establecido en su totalidad. Todavía es posible detener la destrucción