Camboya

Los movimientos coloniales y anticoloniales han moldeado los modelos e impactos de las concesiones en el sudeste asiático. En algunos casos las comunidades han sufrido despojos disfrazados de concesiones. En otros, las concesiones son parte de una reconcentración de la tenencia de la tierra. De una u otra manera, el modelo de concesión encaja en las ideologías de modernización.
La Semana Ambiental del Mekong/ASEAN (MAEW, por su sigla en inglés) es una plataforma y un proceso regional anual para un intercambio más profundo entre las personas de la región del sudeste asiático, donde actores clave pueden intercambiar, analizar y debatir sobre temas emergentes que los afectan significativamente. Este año la atención se centró en “Rediseñar la ASEAN: las voces de los pueblos en las crisis mundiales”.
La producción industrial de caucho natural siempre fue sinónimo de destrucción y explotación. Cerca del 70% se usa para fabricar neumáticos. En la medida en que se incremente el uso de autos, camiones y aviones, también se incrementará el uso de caucho. Y esto no llega sin controversias.
Después que las visas de 11 representantes del grupo étnico Bunong en Camboya fueran negadas para asistir a un proceso de denuncia contra la empresa de plantaciones Bolloré en Francia, la audiencia fue finalmente pospuesta hasta octubre de 2019. Campesinos camboyanos de la etnia Bunong demandaron en 2015 al grupo Bolloré por destruir varias hectáreas de bosque para el cultivo del caucho, privándolos así de sus medios de subsistencia.
En octubre del año pasado, el gobierno camerunés decidió retomar el proyecto de construcción de una represa hidroeléctrica sobre el río Lom, algunos kilómetros río abajo de su confluencia con el río Pangar, iniciado hace 13 años y suspendido en 1999. El gobierno ha decidido continuar con el proyecto hidroeléctrico de Lom-Pnagar que incluye una presa de 50 metros de altura que inundaría un área de 610 km2 y una planta hidroeléctrica de aproximadamente 50 MW. La primera etapa del proceso incluye la realización de un nuevo estudio de impacto ambiental.
Un plan respaldado por China para construir la represa más grande de Camboya podría “literalmente matar” al río Mekong, según una evaluación confidencial del gobierno a la que accedió el periódico The Guardian, donde se dice que el sitio propuesto en Sambor es el “peor lugar posible” para la energía hidroeléctrica.
Lanzada por la organización tailandesa TERRA, esta publicación registra la historia de las comunidades ribereñas del Mekong en 25 subdistritos de 7 provincias del noreste de Tailandia (Isaan). Su objetivo es retratar vívidamente los conocimientos forjados de manera única y exclusiva por el mayor río internacional del sudeste asiático, el Mekong.
Sólo disponible en inglés. “The forest dependent people of India are raising their voice strongly against the loot of natural resources in the name of delivering development, saving the environment and combating climate change. They are bringing forth the issues of people’s political economy of protection of natural resources and protection of livelihood vis-à-vis the elite and capitalist interests on the natural resources.